Ya sabéis que en esta comunidad estamos comprometidos con la sostenibilidad y que intentamos aportar ideas y soluciones que contribuyan a minimizar nuestra huella medioambiental. En este sentido, hace unos días hablábamos de optar por el vidrio en vez de por el plástico, y de integrar el orden y la organización dentro de la estrategia de ‘reducir, reciclar, reutilizar’. Las tres R, tan importantes para nuestro futuro. 

Hoy traemos una nueva pista, esta vez dedicada especialmente a los amantes de la repostería. Os hablo de las mangas pasteleras reutilizables, un buen ejemplo de que el concepto de ‘desechable’ merece una revisión a fondo: esa comodidad del usar y tirar ha terminado convirtiéndose en un hábito tan continuo que nos lleva a consumir sin detenernos a pensar si realmente tiene sentido este derroche. Compramos, utilizamos y desechamos, cuando seguramente hay un sinfín de utensilios y herramientas que podríamos reutilizar sin que nos supusiera ningún trastorno.

Es el caso, efectivamente, de las mangas pasteleras. Por muy cómodas que puedan resultar las desechables de plástico, merece la pena probar estas de algodón blanco, ideales para trabajar con preparaciones líquidas o semilíquidas con relleno fácil. Para que el manejo sea más cómodo, tienen un grosor mayor en la parte inferior y son más finas en la parte superior. Aunque se recomienda el lavado a mano, si eres de los comodones no te preocupes: se pueden meter en el lavavajillas. También tenemos la opción de elegir otro material, la silicona; éstas, además, incorporan una válvula que impide descargas accidentales.

Por muy cómodas que puedan resultar las desechables de plástico merece la pena probar las mangas pasteleras de algodón blanco.

En cuanto a las boquillas, nuestro consejo es que tengas varias -también reutilizables- para conseguir diferentes acabados en tus pasteles, bizcochos, tartas, cupcakes…. Merece la pena comprarlas profesionales, de acero inoxidable, y universales, para que puedan ser compatibles con cualquier manga pastelera. Piensa que es el momento final, el del decorado, y realmente compensa poder elegir cómo va a ser la presentación. Por ello, cada boquilla tiene una apertura distinta -redonda, de estrella…- y un diferente grueso de salida.No me dirás que no es sencillo: mangas y boquillas reutilizables. Tus preparaciones de pastelería estarán al nivel del mejor repostero… sin dejar de ser sostenibles.

Encontrarás muchas más recetas y curiosidades en nuestras redes sociales y todos los productos que necesitas en la web de zodio.es